theQ Camera, la càmera socialtheQ Camera, la cámara socialtheQ Camera, the social camera

Cada dia es comparteixen més de 500 milions de fotos a la xarxa gràcies a aquest llistat infinit de xarxes socials i apps que fem servir sense control durant la jornada. No és estrany doncs que davant aquesta allau, les tecnologia de de tota la vida intenti rascar un buit en el medi social. I aquesta és precisament una de les raons per les quals theQ Camera existeix.

Joe, Brandon i Andrea van quedar una tarda per canviar el món i van posar la primera pedra del que ha acabat esdevenint theQ Camera, una càmera que puja automàticament totes les fotos que facis a la xarxa a través de la seva connexió 3G integrada. Les imatges s’emmagatzemen en un espai infinit anomenat theQ LAB des d’on pots compartir a Facebook, Twitter o Tumblr després d’escollir el filtre adequat.

TheQ Camera és producte d’un equip de ments escollides meticulosament, no únicament per les seves qualitats professionals sinó també perquè encaixen en l’estil de vida theQ. Artistes, músics, fotògrafs, dissenyadors i … skaters que aporten a la marca aquest look & feel tan californià i un disseny totalment escandinau.

L’aparell en si no té cap característica tècnica massa innovadora: un sensor d’imatge de 5 megapíxels, objectiu de focal fixa amb una distància equivalent a un 24 mil·límetres i una obertura de f/2.4 , enfocament manual, visor òptic, i quatre botons, literalment: un per fer les fotos amb flaix, un altre per fer-les sense flaix, un botó per guardar les fotos i un altre per compartir-les.

Però la càmera, tot i ser senzilla, té detalls molt cool que la fan atractiva: una àmplia varietat de colors i frases a triar, un original flaix anular amb llums LED que envolta tot l’objectiu i també funciona com temporitzador i indicador del nivell de bateria, o el fet de poder-la submergir en l’aigua fins a 1 metre de profunditat i que sigui resistent a la pols (??) .

L’única pega, com és costum amb la tecnologia, és el preu. Per 199 $ theQ Camera pot ser teva, i encara que el fet de fer fotos a l’aigua està molt bé, hauràs de valorar si val la pena desemborsar aquesta quantitat en una cosa que no ens ofereix res que el nostre smartphone no pugui fer ja. Tot tens fins al 30 de setembre per anar-ho pensant …Cada día se comparten más de 500 millones de fotos en la red gracias a ese listado infinito de redes sociales y apps que usamos sin control durante la jornada. No es de extrañar que ante tal avalancha, las tecnología de de toda la vida intente rascar un hueco en el medio social. Y esa es precisamente una de la razones por las que theQ Camera existe.

Joe, Brandon y Andrea quedaron una tarde para cambiar el mundo y pusieron la primera piedra de lo que ha acabado siendo theQ Camera, una cámara que sube automáticamente todas las fotos que hagas a la red a través de su conexión 3G integrada. Las imágenes se almacenan en un espacio infinito llamado theQ LAB desde donde puedes compartirlas en Facebook, Twitter o Tumblr tras elegir el filtro adecuado.

TheQ Camera es producto de un equipo de mentes escogidas meticulosamente, no únicamente por sus cualidades profesionales sino también porque encajan en el estilo de vida theQ. Artistas, músicos, fotógrafos, diseñadores y… skaters que aportan a la marca este look & feel tan californiano y un diseño totalmente escandinavo.

El aparato en sí no tienen ninguna característica técnica demasiado innovadora: un sensor de imagen de 5 megapíxeles, objetivo de focal fija con una distancia equivalente a un 24 milímetros y una apertura de f/2.4, enfoque manual, visor óptico, y cuatro botones, literalmente: uno para hacer las fotos con flash, otro para hacerlas sin flash, un botón para guardar las fotos y otro para compartirlas.

Pero la cámara, aunque sencilla, tiene detalles muy cool que la hacen golosa: una amplia variedad de colores y frases molonas a elegir, un original flash anular con luces LED que rodea todo el objetivo y también funciona como temporizador e indicador del nivel de batería, o el hecho de poderla sumergir en el agua hasta 1 metro de profundidad y que sea resistente al polvo (¿?).

La única pega, como viene siendo costumbre con la tecnología, es el precio. Por 199 $ theQ Camera puede ser tuya, y aunque lo de hacer fotos en el agua está muy bien, tendrás que valorar si vale la pena desembolsar esta cantidad en algo que no nos ofrece nada que nuestro smartphone no pueda hacer ya. Aun tienes hasta el 30 de Septiembre para irlo pensando…

Imágenes via theQ Camera

Cada día se comparten más de 500 millones de fotos en la red gracias a ese listado infinito de redes sociales y apps que usamos sin control durante la jornada. No es de extrañar que ante tal avalancha, las tecnología de de toda la vida intente rascar un hueco en el medio social. Y esa es precisamente una de la razones por las que theQ Camera existe.

Joe, Brandon y Andrea quedaron una tarde para cambiar el mundo y pusieron la primera piedra de lo que ha acabado siendo theQ Camera, una cámara que sube automáticamente todas las fotos que hagas a la red a través de su conexión 3G integrada. Las imágenes se almacenan en un espacio infinito llamado theQ LAB desde donde puedes compartirlas en Facebook, Twitter o Tumblr tras elegir el filtro adecuado.

TheQ Camera es producto de un equipo de mentes escogidas meticulosamente, no únicamente por sus cualidades profesionales sino también porque encajan en el estilo de vida theQ. Artistas, músicos, fotógrafos, diseñadores y… skaters que aportan a la marca este look & feel tan californiano y un diseño totalmente escandinavo.

El aparato en sí no tienen ninguna característica técnica demasiado innovadora: un sensor de imagen de 5 megapíxeles, objetivo de focal fija con una distancia equivalente a un 24 milímetros y una apertura de f/2.4, enfoque manual, visor óptico, y cuatro botones, literalmente: uno para hacer las fotos con flash, otro para hacerlas sin flash, un botón para guardar las fotos y otro para compartirlas.

Pero la cámara, aunque sencilla, tiene detalles muy cool que la hacen golosa: una amplia variedad de colores y frases molonas a elegir, un original flash anular con luces LED que rodea todo el objetivo y también funciona como temporizador e indicador del nivel de batería, o el hecho de poderla sumergir en el agua hasta 1 metro de profundidad y que sea resistente al polvo (¿?).

La única pega, como viene siendo costumbre con la tecnología, es el precio. Por 199 $ theQ Camera puede ser tuya, y aunque lo de hacer fotos en el agua está muy bien, tendrás que valorar si vale la pena desembolsar esta cantidad en algo que no nos ofrece nada que nuestro smartphone no pueda hacer ya. Aun tienes hasta el 30 de Septiembre para irlo pensando…

Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR