Ese amor-odio que le tengo al entretiempo

Me gusta el entretiempo como concepto, tomar el sol casi sin querer, más horas de luz, más planes al aire libre. Pero ¿para vestir? Drama. Empieza a hacer calor, pero no mucho, y eres un ser blancurrio en modo invierno (luego está la gente como yo que también tenemos el blanco en modo verano, que es solo un poco menos nuclear).

LEER MÁS