Esto no es una guía de París

No subimos a lo más alto de la Torre Eiffel, no vimos la Mona Lisa ni comimos macarons en un jardín bucólico. No nos gusta ir con deberes impuestos ni meter con calzador todo aquello que se supone que tienes que hacer en una ciudad. No queremos sentirnos intrusos, queremos ser como Carrie y decir “hello, I live here” cada vez que salimos a la calle.

Así que esta es sólo una selección –como tantas otras que hemos hecho–, de las cosas que hicimos, comimos, vimos y repetiríamos si volvemos una vez más a París. La verdad es que nos salió bastante bien.

Montmatre

Rue Crèmieux

palais-de-tokyo

Palais de Tokyo

palais-royal

Palais Royal

IMG_2203

Palais de Tokyo

IMG_2380

Parisian Chic City Guide by Ines de la Fressange

Irónicamente nos despertamos cada mañana en la Ciudad de la Luz bajo un cielo gris y amenazante. Por suerte al cruzar la calle nos esperaba un café calentito y deliciosas galletas de matcha en Bob’s Kitchen. No tuvimos mucha suerte con el tiempo, pero la lluvia siempre se ve con mejores ojos desde una buhardilla parisina y, en su defecto, alguna de las miles de tiendas y pasajes escondidos también son útiles como refugio improvisado. Que alguien me esconda la Visa, por favor.

bonjour-le-marais

Le Marais

IMG_2707

Passage Dauphine

cupcakes

Berko, 23 Rue Rambuteau

breakfast-to-go-1

Bob’s Kitchen, 74 Rue des Gravilliers

IMG_2706

La Petite Épicerie, 74 Rue de la Verrerie

Qué perfecta fue la tarde en que montamos un picnic a orillas de la canal Saint-Martin con una baguette crujiente de Eric Kayser y otras delicatessen de Causses (un supermercado donde todo es AMOR). Puro combustible para caminar incansablemente por el Museo de Orsay en la Nuit des Musées a ritmo de una orquesta de jazz.

IMG_2271

Canal Saint Martin

rue-rivoli

Rue de Rivoli

La Petite Bretonne, 8 Rue Mouffetard

La Petite Bretonne, 48 Rue Mouffetard

IMG_2705

Musée d’Orsay

notre-dame

Notre Dame

L’As du Fallafel, 34 Rue des Rosiers

L’As du Fallafel, 34 Rue des Rosiers

Aah pero si hay algo en lo que si que nos gusta hacer los deberes es en lo que a comida se refiere. Si vas a una ciudad cara, nunca está de más ahorrarse el bonus de turista pringado. El falafel spécial que hacen en L’As du Fallafel es un imprescindible que casi nos perdemos por no mirar bien los horarios, y al que tuvimos que volver corriendo el último día después de pasar tiempo de más haciendo fotos en las casitas de colores de la preciosa Rue Crémieux. Y para unas buenas galettes… La Petite Bretonne, sin duda! Gràcies Maria pel descobriment :)

Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies