Ese amor-odio que le tengo al entretiempo

Me gusta el entretiempo como concepto, tomar el sol casi sin querer, más horas de luz, más planes al aire libre. Pero ¿para vestir? Drama. Empieza a hacer calor, pero no mucho, y eres un ser blancurrio en modo invierno (luego está la gente como yo que también tenemos el blanco en modo verano, que es solo un poco menos nuclear).

Hace tiempo que he aprendido que el truco consiste en tener un par de chaquetas adecuadas e ir compensando las partes que vistes y destapas. Por suerte, aquí siempre es #casualfriday y nos podemos permitir ciertas alegrias que nos lo dejan todo mucho más fácil.

Camisas, camisas y más camisas

Camisa estampada de Zara / Blusa coral de &OtherStories

Para ahorrarte el dilema de jersey si jersey no. Los colores van aumentando en alegría a medida que lo hace la temperatura. Lisas o estampadas, mi elemento preferido para combinar con cualquier vaquero… pitillo, boyfriend, mom o unos chinos finitos para el look pijamero de toda la vida –que ahora todo es más lencería fina–. Si amanece soleado, añade unas sandalias. Lo que me lleva al siguiente punto…

Larga vida a las birkenstock

Sandalias con nudo de Topshop / Sandalias cruzadas de esparto de River Island / Sandalias con velcro de Senso via Coggles

Y la amplia variedad de sucedáneos ortopédicos cómodos que han originado. Ah, el zapato perfecto para empezar a asomar los dedillos sin enseñar demasiado los pies, gracias a esas tiras anchas y sus hebillas XL. Y si son con plataforma, pues mejor.

Pero todo lo midi con deportivas

Vestido ajustado de Pull & Bear / Zapatillas con velcro de Mango

Tapar y destapar, esa es la cuestión. Si tus piernas no están morenas hasta el 1 de septiembre, embrace the midi, que lo disimula mejor.

Converse All Star via ASOS / Vestido estampado de Zara

Como ya hemos dicho que se trata de compensar, todavía no guardes esas zapatillas blancas que has estado usando todo el invierno.

Con la gabardina a todas partes

Gabardina suave de New Look via ASOS / Chaqueta caqui de H&M

Te quedará bien con la camisa, te quedará bien con el vestido, te quedará bien con unos culottes y no cantará mucho si has salido con sandalias pero tenias dudas. Si acabas el día con ella colgada del brazo, ya sabes que no pesará demasiado.

Pon una gabardina en tu vida.

Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies