Cheesecake Ravioli, una receta amorosa

Se acerca San Valentín y aprovechamos la excusa para saltarnos la dieta y traeros una receta hecha con mucho amor para para celebrar la fecha con todos vosotros. Una receta sacada de las entrañas de Pinterest que hemos adaptado para que la podáis hacer en un pim pam y sorprender a quien queráis (y si de paso nos queréis traer alguna muestra, bienvenida será).

cheesecake-ravioli(1)

Todo lo que necesitaréis es…

  • láminas de masa brisa precocinada
  • 200 gr de queso crema tipo Philadelphia o mascarpone
  • 50 gr de azucar glas (y un poco más para espolvorear al final)
  • 200 gr mermelada de frambuesa o frutas del bosque
  • Clara de huevo (opcional)
  • Cortador de galletas en forma de corazón (o no)

cheesecake-ravioli(2)
Lo primero que debemos hacer es extender las láminas de masa brisa y amasarlas ligeramente con el rodillo para que queden un poco más finas. Después procedemos a hacer los corazones con el cortador. El que usamos nosotros en cuestión era un Señor cortador que encontramos en nuestro adorado Tiger (3,00 €) y nos salieron 8 corazones por lámina, pero puede ser de cualquier tamaño ya que al final la masa es la misma y la cantidad de ingredientes no variará demasiado. Simplemente debemos vigilar que el número de corazones sea par.

cheesecake-ravioli(3)

Ponemos la mitad de los corazones sobre papel de hornear (podemos utilizar el mismo papel de la masa brisa) y en una bandeja de horno.

Después, mezclamos bien la Philadelphia con el azúcar glas y ya podemos empezar a rellenar los corazones con una cucharadita abundante de la mezcla y otra cucharadita de mermelada. Es importante dejar espacio alrededor para poder cerrar bien el ravioli y que en el horno no nos hagan la del Krakatoa.

cheesecake-ravioli(4)

Ya podemos tapar los ravioli con los corazones restantes, haciendo coincidir los bordes superiores y estirando ligeramente la masa para que queden bien cubiertos. Hecho esto, los cerramos presionando con un tenedor como si se trataran de empanadillas.

cheesecake-ravioli(5)

Metemos los ravioli en el horno precalentado a 180 ºC y los dejamos durante 35-40 minutos. Antes de hornear, podemos barnizarlos con clara de huevo para que queden así de hermosos:

cheesecake-ravioli(6)

Antes de servir, espolvoreamos un poco de azúcar glas con la ayuda de un colador. Y si ya queréis que sean la bomba, podéis calentar la mermelada que os ha sobrado con un chorrito de agua y limón y servirla a modo de salsa para que quede aún más jugoso.

cheesecake-ravioli(7-1)

Bon appetit!

cheesecake-ravioli(8)

Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR