Jam with chrome

¿Algun bateria a la sala?¿Algún batería en la sala?¿Algún batería en la sala?

Internet ens sorprèn cada dia més. Entre vídeo i vídeo de gats, de tant en tant es poden descobrir joies com les que us ensenyem avui,  Jam with Chrome. Encara que no és recent, l’hem descobert fa poc i ens segueix semblant tant genial com addictiu, com gairebé tots els projectes que surten del laboratori de Chrome Experiments.

Jam with Chrome ens permet fer una Jam Session de manera social i en temps real. D’aquesta manera, sense tenir ni idea de tocar un instrument i assegut davant l’ordinador pots crear cançons i convidar als teus amics  –a través d’e-mail o compartint a les xarxes socials–  a tocar amb tu l’instrument que més els agradi. Cada instrument es pot tocar amb el ratolí o amb el teclat (opció per a professionals), i disposa de diverses opcions de customització d’acords, tempos, distorsions i efectes de retardat entre moltes d’altres, sempre depenent de l’instrument que escullis.

Tot i que l’estètica de la web ens enamora especialment, el que realment fa d’aquest experiment una genialitat és la programació utilitzada, que fa possible que la Jam Session sigui en temps real. Això significa que els usuaris que estan connectats a la sessió poden sentir els instruments a la vegada des de casa seva, al mateix temps que hi interactuen. El fet que la tecnologia utilitzada estigui al servei de la idea creativa –basada en la improvisació– és el que fa que sigui un projecte rodó.

Us heu quedat amb ganes de provar-ho? Des de MEITS us animem a donar-li un cop d’ull. Si us fa falta algú per tocar els teclats no dubteu en avisar-nos.Internet nos sorprende cada día un poco más. Entre video y video de gatos, de vez en cuando se pueden descubrir joyas como las que os enseñamos hoy, Jam with Chrome. Aunque no es reciente, lo hemos descubierto hace poco y nos sigue pareciendo tan genial como adictivo, como casi todos los proyectos que salen del laboratorio de Chrome Experiments.

Jam with Chrome nos permite hacer una Jam Session de manera social y en tiempo real. De este modo, sin tener ni idea de tocar instrumentos y sentado delante de tu ordenador puedes crear canciones e invitar a tus amigos –por email o compartiendo en redes sociales– a tocar contigo el instrumento que más les guste. Cada instrumento se puede tocar con el ratón o con el teclado (opción para profesionales), y posee diversas opciones de customización de acordes, tempos, distorsiones y efectos de retardado entre muchas otras, siempre dependiendo de qué instrumento elijas.

Aunque la estética de la web nos enamora especialmente, lo que realmente hace de este experimento una genialidad es la programación utilizada, que hace posible que la Jam Session sea en tiempo real. Esto significa que los usuarios que están conectados a la sesión oyen los instrumentos a la vez desde sus casas, al mismo tiempo que interactúan con ellos. El hecho de que la tecnología utilizada esté plenamente al servicio de la idea creativa –basada en la improvisación–  es lo que hace que sea un proyecto redondo.

¿Os habéis quedado con ganas de probarlo? Desde MEITS os animamos a echarle un vistazo. Si os falta alguien a los teclados no dudéis en avisarnos.Internet nos sorprende cada día un poco más. Entre video y video de gatos, de vez en cuando se pueden descubrir joyas como las que os enseñamos hoy, Jam with Chrome. Aunque no es reciente, lo hemos descubierto hace poco y nos sigue pareciendo tan genial como adictivo, como casi todos los proyectos que salen del laboratorio de Chrome Experiments.

Jam with Chrome nos permite hacer una Jam Session de manera social y en tiempo real. De este modo, sin tener ni idea de tocar instrumentos y sentado delante de tu ordenador puedes crear canciones e invitar a tus amigos –por email o compartiendo en redes sociales– a tocar contigo el instrumento que más les guste. Cada instrumento se puede tocar con el ratón o con el teclado (opción para profesionales), y posee diversas opciones de customización de acordes, tempos, distorsiones y efectos de retardado entre muchas otras, siempre dependiendo de qué instrumento elijas.

Aunque la estética de la web nos enamora especialmente, lo que realmente hace de este experimento una genialidad es la programación utilizada, que hace posible que la Jam Session sea en tiempo real. Esto significa que los usuarios que están conectados a la sesión oyen los instrumentos a la vez desde sus casas, al mismo tiempo que interactúan con ellos. El hecho de que la tecnología utilizada esté plenamente al servicio de la idea creativa –basada en la improvisación–  es lo que hace que sea un proyecto redondo.

¿Os habéis quedado con ganas de probarlo? Desde MEITS os animamos a echarle un vistazo. Si os falta alguien a los teclados no dudéis en avisarnos.

Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR